La Compañía

Ábrego Producciones es una empresa privada con vocación de servicio publico. A lo largo de su trayectoria, los parámetros que la compañía ha utilizado para definir su trabajo, son totalmente subjetivos, priorizando un lenguaje de búsqueda escénica y la rentabilidad social y cultural de sus proyectos, por encima de la trascendencia mediática o económica de los mismos.
Elegimos la diversidad frente a lo concreto, el intercambio de experiencias frente a las doctrinas únicas, el mestizaje en lo teatral y lo vital frente a la pureza, la curiosidad por las incidencias del camino frente al inmovilismo, el gusto por lo desconocido, meter el dedo en la llaga y airear los trapos al sol.

Suscríbete a nuestro Boletín

Hoy
no me quiero
levantar

TEATRO CONTRA EL BULLYING
TEATRO CONTRA EL ACOSO ESCOLAR
DE PATI DOMÉNECH

Hoy no me quiero levantar es el proyecto teatral que Abrego estrenó en 2013. Esta obra para público adulto responde al esquema de producción de la compañía basado en el equilibrio entre principios éticos y estéticos.
Por un lado se trata de abordar uno de lo problemas mas acuciantes que acechan a nuestro sistema educativo y por ende a toda la sociedad, tal como es el del acoso escolar, también llamado bullying. Este fenómeno de raíces violentas, que en demasiadas ocasiones va asociado a conductas xenófobas, es mas habitual de lo esperado.
Ábrego que caracteriza su trabajo por un fuerte compromiso con los temas que mas preocupan a la sociedad, pretende con esta obra reflexionar sobre el tema e incluso servir de profilaxis en las mentes de los jóvenes espectadores, pero también en las de padres y educadores. La obra trata de mostrar verosimilitud y causar el efecto de que, los hechos que se reflejan en la escena están extraídos de la realidad, lo cual, causa una fuerte impresión en el espectador.

Por otro, y esto es uno de los rasgos definitorios del trabajo de la compañía, la puesta en escena se plantea de forma rica en matices y con una dosis importante de búsqueda en los recursos dramáticos que se utilizan, tanto de los interpretativos, como de los efectos visuales, musicales y video gráficos.
En definitiva se trata de una apuesta de teatro social con estética contemporánea, acorde tanto a los tiempos que vivimos en cuanto a presencia de medios tecnológicos aplicados a la vida cotidiana, como a la necesidad del teatro de búsqueda e investigación permanente.
Dos historias se entrecruzan en el montaje. Una contada en primera persona. La del joven que sufre acoso en silencio, que desea que no comience un nuevo día en el que tener que enfrentarse de nuevo a la constante humillación de unos compañeros que no saben de compasión, comprensión o empatía, frente al que consideran débil y vapuleable.
Y una segunda historia contada en tercera persona, por alguien que asiste como espectadora al linchamiento moral de una nueva alumna que se incorpora al centro, y que finalmente toma partido por la victima en un acto justicia elemental y que a muchos sorprende.
Pero no queremos caer en la descripción realista del relato tremebundo de unos hechos deplorables, si no indagando en la conciencia del público, plantearles la necesidad de implicarse emocionalmente con las victimas.

Reparto: Pilar Revuelta, Carlos García Escudero
Fotografía: Áureo Gómez
Imagen: Mario Doménech
Dramaturgia: Pati Doménech
Dirección: María Vidal y Pati Doménech
Abrego compañía concertada con Consejería de Turismo, Cultura y Deporte Gobierno de Cantabria.
LA CRISIS SILENCIOSA

Cuando se habla de crisis normalmente uno se refiere a la dramática situación por la que atraviesan sistemas, países, empresas, familias o incluso individuos por culpa del pinchazo de esa enorme burbuja que ahora nos parece imposible de concebir. Pero existen otro gran numero de crisis, mas modestas si se quiere, desde el punto de vista macroeconómico, que afectan a valores fundamentales, como la del caso que nos ocupa y que atañen a la propia integridad, dignidad y libertad de las personas.
El acoso al que están sometidos en el sistema educativo miles de jóvenes se traduce, además de en un gran sufrimiento, en trastornos psíquicos de todo tipo, en fracaso escolar y en demasiadas ocasiones, en un elevado numero de desafortunados incidentes. Esta crisis silenciosa, la del llamado acoso escolar, el asunto sobre el que reflexionamos en Hoy no me quiero levantar.
Sabemos que no es un asunto baladí, y que a nadie se lo parecerá, pero también creemos que no se le presta la importancia que tiene. En general no somos conscientes de la trascendencia personal y por ende social que esta actitud tan extendida implica.
La crisis silenciosa estalla, se hace grito, lamento, denuncia, acto reivindicativo y cobra la visibilidad social que se merece un tema tan hiriente.

©Ábrego Teatro, TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS/ Powered by WordPress / Diseño: niko

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies