La Compañía

Ábrego Producciones es una empresa privada con vocación de servicio publico. A lo largo de su trayectoria, los parámetros que la compañía ha utilizado para definir su trabajo, son totalmente subjetivos, priorizando un lenguaje de búsqueda escénica y la rentabilidad social y cultural de sus proyectos, por encima de la trascendencia mediática o económica de los mismos.
Elegimos la diversidad frente a lo concreto, el intercambio de experiencias frente a las doctrinas únicas, el mestizaje en lo teatral y lo vital frente a la pureza, la curiosidad por las incidencias del camino frente al inmovilismo, el gusto por lo desconocido, meter el dedo en la llaga y airear los trapos al sol.

Suscríbete a nuestro Boletín

El Corazón
de Antígona

Producción: Producciones Ábrego con la Colaboración de La Tirana (Chile).
Público: Adulto
Estreno: junio de 2006.

La obra ha obtenido los siguientes reconocimientos:
PREMIO MEJOR AUTOR DRAMÁTICO  EN EL FESTIVAL IBEROAMERICANO DE MAR DEL PLATA ARGENTINA 2006
PREMIO DE LA CRITICA EN EL EUROPEANS WOMENS THEATER FESTIVAL DE FINLANDIA 2007
FINALISTA PREMIOS MAX COMO ESPECTACULO REVELACION 2007

El Corazón de Antígona se ha convertido en uno de los espectáculos mas internacionales del teatro español de los últimos años. Desde su estreno y en apenas dos años, la compañía ha visitado 25 países con el espectáculo. Todo un hito difícil de repetir que nos llena de satisfacción.

Interpretación: María Vidal
Escenografía: Sara Huete
Muñecos: Cristina Lasa
Vestuario: Paula Roca
Estudio grabación: Yuyo Hornazabal
Fotografía: Alberto G. Ibañez
Diseño Gráfico: elTripulante
Dramaturgia: Pati Domenech
Dirección: Jorge López Vídal – Argentina, Pati Domenech – España
Espectáculo en coproducción: Abrego Producciones, La Tirana (Chile), Palacio de Festivales de Cantabria
Ábrego compañía concertada con Consejería de Turismo, Cultura y Deporte, Gobierno de Cantabria.

Algo tiene Antígona.
Una tragedia griega escrita 400 años antes de Cristo sigue siendo hoy la predilecta para montajes teatrales, operísticos, coreográficos, narrativos y cinematográficos. La vigencia de sus planteamientos no solo a permanecido intacta hasta nuestros días, si no que resulta de una evidente actualidad. Pocos pensadores han dejado de reflexionar sobre esta tragedia, una de las siete que se conservan completas de las más de cien que salieron del genio de Sófocles. El escritor y crítico George Steiner dijo: “Creo que sólo a un texto literario le ha sido dado expresar todas las constantes principales de conflicto propias de la condición de hombre. Ese texto es “Antígona”. El dramaturgo Bertolt Brecht, que hizo su propia versión de esta tragedia, afirmó: “Antígona es la historia de una revolucionaria feminista ante un tirano”. El filósofo Hegel también estudió la obra de Sófocles y generó una de las interpretaciones más conocidas entre sus lectores: “Antígona y Creonte –el otro protagonista– tienen ambos razón y culpa”. Kierkegaard, Hegel, Hörderlin y hasta Lacan ofrecieron sus opiniones sobre Antígona. El psicoanalista francés centró muchas de sus teorías en esta tragedia, que veía como la síntesis del “deseo femenino”.

¿Por qué Antígona hoy?
“Esta obra es uno de los casos más extraños. Es el mito por excelencia; se ha escrito más sobre ella que sobre Edipo rey, que fue la base de las teorías de Freud. La mitología griega es el fundamento de la cultura occidental y aún tienen mucho qué decir hoy”. Antígona ha sido retomada constantemente en la literatura contemporánea por numerosos escritores. Y es que sus reflexiones, dudad y certezas son de una rabiosa actualidad.

La historia:
Los hermanos Eteocles y Polinece –hijos de Edipo y Yocasta– pelean en una absurda guerra promovida por el tirano Creonte. Ambos mueren, Etéocles en la batalla y Policine a manos de Creonte, al intentar clamar por la vuelta de la paz. Creonte ejerce el poder de una forma absoluta y manipuladora. Él decide que Eteocles reciba un entierro oficial, mientras a Polinice condena a quedar insepulto. Antígona –hermana de Eteocles y Polinice se niega a aceptar la orden de Creonte y entierra a su hermano. Muy pronto se conoce su desobediencia, cosa que ella tampoco se preocupaba por evitar. Antígona es detenida. Hemón, prometido suyo e hijo de Creonte, intercede por su vida, pero su padre se niega a cambiar el destino de Antígona. Ni las advertencias de Tiresias, el adivinador, que lo previene por actuar en contra del sentido común y el bien general, lo detienen. Al final Antígona no espera su muerte: se suicida en una opción de libertad y dignidad individual y, al lado suyo, Hemón hace lo mismo. En ese acto Antigona asume la categoría de mito por su rebeldía ante la injusticia, la guerra, la tiranía mediática y manipuladora de la sociedad actual, que asiste impasible y amodorrada al lamentable espectáculo.

Nuestra Antígona
Conocemos versiones teatrales situadas en diferentes latitudes y encarnadas por diferentes tipologías, desde el norte de Europa al sur de América. Para nuestro trabajo, han sido fundamentales las visiones del mito aportadas por Bertold Brecht, Griselda Gambaro y Jean Anouilh,
Nuestra versión y subsiguiente puesta en escena reflexionara sobre cómo se puede hacer contemporánea una tragedia griega; sobre qué le dice Antígona al público del hoy, al público cercano, de esta sociedad. La guerra se sitúa como telón de fondo, la injusticia que genera, la manipulación de la información a nivel global, y la explotación de otros pueblos como una forma de neoimperialismo, basado en la intimidación de la sociedad, frente a la amenaza externa.
El corazón de Antígona deja de ser el latido de un corazón individual, para ser el pulso de la nueva vida que reivindica, con sus latidos sordos a la indiferencia, el derecho a ejercer la libertad individual en todos los ámbitos de la sociedad y el latido insistente y perenne de los que claman justicia.
Nuestra Antígona plantea una quiebra en la teoría del eterno retorno, tan habitual en la resolución de conflictos en la dramaturgia actual. La muerte del disidente, no queda en el ámbito de lo familiar, de lo privado, sino que adquiere una dimensión política ineludible. El poder ejercido de forma absoluta, que aparece maquillado con ademanes democráticos, ejercido siempre desde la cúspide de la pirámide social, conlleva, dramáticas consecuencias y espeluznantes daños colaterales, este poder tan del gusto de las democracias desarrolladas, como de los esperpénticos gobiernos del tercer mundo, en ningún caso puede dejar impunes sus desmanes.
Se hace necesario al menos, alzar la voz, reivindicar un espacio de crítica, de denuncia, que permita el derecho de ejercer la libertad individual, y salvar la memoria de todas las víctimas de todas las represiones. Proponemos un desarrollo dialéctico frente a discurso circular. Como decía Heráclito, “todo cambia, nada es. Nunca volveremos a bañarnos en las mismas aguas de un río”.
La muerte de Antígona no debe ser el final de una tragedia que se repite, si no el desencadenante de un movimiento de repulsa que ponga en tela de juicio la manipulación ejercida desde las esferas dominantes de los procesos políticos, militares y económicos en el que los ciudadanos somos meros espectadores.
El siglo XX es una buena muestra de estos procesos y de sus consecuencias, tanto a nivel nacional como internacional, ya que la globalización impregna el devenir histórico a todos los niveles.
El fin de la utopía es un mito, como lo es el fin de las ideologías. Puede que los modelos del siglo XX estén caducos, pero sin duda están sujetos a nuevas reinterpretaciones y servir de puente a planteamientos nuevos.
El hecho de que sea una mujer la que se enfrenta al poder, no es indiferente en este momento, ya decía Brecht que “Antígona es la primera feminista revolucionaria de la historia”, ya que como queda patente en todos los estudios de ámbito social, educativo, económico etc., siempre son mujeres las que se siguen encontrando en la base de la pirámide del subdesarrollo.
Por este motivo para nosotros supone un elemento añadido de reflexión, que implica inexorablemente una toma de postura firme en la defensa de los derechos individuales como derechos humanos, y su vulneración, como una vulneración de los más elementales derechos.
Finalmente apuntar que como estrategia, concentramos en una sola actriz la interpretación de todos los personajes, frente a la multiciplicidad clásica en la que los diferentes aspectos de la condición humana son encarnados por diferentes tipos, incidimos en la idea de que en una sola persona se encuentran todos los aspectos sicosociales y ambivalencias posibles.

Referencias y referentes
Antígona representa un inmenso universo de metáforas y referencias literarias, por citar solo algunos de los impactos mas decisivos y referenciales en nuestra visión, mencionamos a Brecht, que en su Antígona refleja un profundo rechazo a la guerra, a su capacidad de manipulación en la sociedad, desde un punto de vista dialéctico y condicionado por su idea del “distanciamiento”.
Lorca por otro lado nos aproxima en su poesía vital al tema de la fecundidad y frustración amorosa, tan principal en el argumento de Antígona, así como a los corruptos cimientos de una sociedad asentada en la explotación y la injusticia. En este mismo sentido aprovechamos la percepción de estupor ante la guerra de Neruda, Miguel Hernández y la metáfora de la crueldad de Artaud.
Margarit Yourcenart nos acerca en su visión de Antígona a la indiferencia de una sociedad silenciada por el miedo y la comodidad, cuya pasividad solo encuentra contrapunto en el pulso, en el corazón de Antígona, en el movimiento pendular de su cuerpo inerte en la soga, como generadora de una energía capaz de mover de nuevo al mundo.

Comentarios en la prensa:

Un espectáculo imprescindible de ver. El elenco de trayectoria internacional, regresa a Antigona para probar su aguda actualidad de injusticia y manipulación, un reto interpretativo para una sola actriz, Maria Vidal. Trabajo preciosista codirigido por Pati Domenech, España y Jorge López, Argentina.
Diario Pagina 12. Buenos Aires. Argentina.

En el silencio estúpido de la ciudad que duerme su crimen como una borra-chera, se precisa un latido que proviene de debajo de la tierra. El lento vaivén de la soga, vuelve a poner en movimiento toda la maquinaria de los astros. El tiempo reanuda su curso al compás del reloj de Dios. El péndulo del mundo, su conciencia, es el corazón de Antígona.
Marguerite Yourcenar

Esta obra apunta al alma y a la cabeza de la gente.
López Vidal. Director. Argentina

“El corazón de Antígona” deja de ser latido individual, para hacerse de carácter público, para ser el latido colectivo que reivindica el derecho a ejercer la libertad individual en todos los ámbitos de la sociedad y el latido de los que piden justicia.”
Guía del ocio. Montevideo. Uruguay.

Una Antigona que le habla a G. Bush. El drama personal y político de una mujer y su choque contra el poder, da vigencia y actualidad al planteo. Antigona es en palabras de Brecht “la primera revolucionaria feminista de la historia. Esta puesta así lo recoge, no suponiendo la muerte de la heroína un inevitable final que se repite, sino el desencadenante de un movimiento que ponga en tela de juicio la manipulación ejercida por las esferas dominantes.
Diario El País. Montevideo. Uruguay.

El Espectáculo conjunto de las compañías Teatro Abrego y La Tirana, de España y Chile, respectivamente, plantea una asombrosa e interesantísima reflexión contemporánea a partir de la clásica tragedia griega “Antígona”.
Diario La Nación. Chile Cartelera de Teatro.

Tuvimos la suerte de presenciar en el festival un espectáculo modélico, tanto en su estética teatral, como en la rotundidad de sus planteamientos. Excelente interpretación para una excelente versión.
Gaceta universitaria. Carmen. Mexico.

El Corazón de Antigona pide justicia. La obra trasciende el mito, el tiempo y el espacio erigiéndose con fuerza en la actualidad. Es Latinoamérica que lucha contra el imperialismo y exige su derecho a la libertad, por eso su latidos se sienten muy cerca de la conciencia.
E.A. Moreno Uribe. Diario El Mundo. Caracas. Venezuela

María Vidal, excelente actriz española, estuvo en Guárico presentando El corazón de Antigona. La actriz iberica pone en escena multiplicidad de personajes y situaciones, marcadas por el dolor en tiempos bélicos, adaptados ala época contemporánea. Destacable el trabajo de esta agrupación profesional.
Diario Ultimas Noticias. Venezuela.

Una excelente oportunidad para entrar en contacto con una de las grandes tragedias en tiempos de guerra.
Redacción. Diário Voz da Terra. Brasil.

A este festival por fin llega una de los unipersonales que mas expectación esta causando en todo el mundo, una antigona heroica, un espectáculo de singular belleza.
Taina Nuutinen Diario Kansan Vutiset. Finlandia.

Un profundo grito femenino por la libertad. El Teatro Abrego realizó dos funciones en el MUNA. Los aplausos fueron intensos.
Alfredo García. Diario El Salvador.com. El Salvador.

María Vidal no escatimó en derrochar energía y drama. Antigona traspiró, bailó, la menuda figura de la actriz envolvió al público.
Carlos Chávez. El diario de Hoy. El Salvador.

Las noches de julio en el MUNA ya no serán las mismas tras el paso de Antigona y su mar de emociones y sentimientos.
Claudia Trejo. El Diario de Hoy. San Salvador.

El público invitado tuvo la oportunidad de presenciar esta tragedia. Oportunidad envidiable. Explotación al máximo del talento de la protagonista que se desdobla en con vitalidad en otros personajes.
Carlos Rodriguez. La Prensa Gráfica. Honduras.

Los amantes del arte se deleitaron anoche con El corazón de Antigona. Magnifica interpretación de la actriz Maria Vidal. Su maravillosa actuación incito a numeroso público a llevar flores a su camerino y felicitarla por la brillantez de su trabajo.
Diario El Tiempo, San Pedro Sula. Honduras.

Teatro Abrego llena a Nicaragua como parte de una exitosa gira itinerante por Centro América, para presentarse en el Teatro Nacional Ruben Darío.
Karia Alonso. El Nuevo Diario. Nicaragua.

Abrego recorre Latino América con su primer unipersonal, con el que ha cumplido sus objetivos. Llegan a Miami para traernos a esa mujer símbolo de dignidad y fortaleza.
Norma Niurka. Nuevo Heráld. Miami. EEUU.

©Ábrego Teatro, TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS/ Powered by WordPress / Diseño: niko

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies